LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
EN ES

Estudiantes buscan dar jaque mate al rey con torneo en línea

Desde el cierre preventivo de las instituciones educativas, ante la crisis generada por una cepa del coronavirus, muchos niños, niñas y jóvenes se vieron imposibilitados de seguir con la cotidianeidad de sus vidas. Ahora, reciben sus clases en línea y sus maestros buscan la forma de que el proceso de enseñanza-aprendizaje no solo continúe, sino también sea divertido y provoque bienestar y salud en ellos.

Ante las dificultades provocadas por el confinamiento, el Ministerio de Educación (MINED), a través de la Dirección Nacional de Educación Básica y con el apoyo de la Federación Salvadoreña de Ajedrez, ha generado oportunidades para potenciar positivamente la salud mental de sus estudiantes, por medio del juego y el deporte, organizando torneos de ajedrez en línea, creando clubes en plataformas virtuales gratuitas, según el nivel de cada estudiante que desea jugar: básico, intermedio, avanzado y hasta principiantes que desean conocer la gran aventura de jugar ajedrez.

David Blanco, especialista en ajedrez y técnico del departamento de Arte, Cultura y Recreación de la Dirección Nacional de Educación Básica (DNEB), asegura que «Juguemos ajedrez en casa” es un evento basado en las competencias que desea alcanzar el MINED con el programa de estudios de Educación Física, como un componente pedagógico, con el propósito de crear un espacio de fomento intelectual y socioemocional en esta etapa de encierro, producto de la pandemia».

El ajedrez es un juego de estrategia y táctica, su objetivo es derrotar al rey del oponente. Este deporte surgió en Europa, durante el siglo XV; y, en la actualidad, tiene claramente una dimensión social, educativa y terapéutica, ya que además tiene una influencia positiva en el desarrollo general de los niños y los jóvenes, provocando la creatividad, la planificación rápida, el razonamiento, la visión espacial y la comprensión de la geometría, entre otros aspectos.

Las autoridades del MINED están convencidas de que todas las crisis generan oportunidades. De ahí que la pandemia no ha sido obstáculo para que 315 estudiantes de Educación Básica y Media (de centros educativos públicos y privados) se inscribieran en el torneo de ajedrez organizado por la DNEB. Y es así como cada sábado, a las 2 de la tarde, los jóvenes se conectan para tener encuentros virtuales con otros estudiantes de colegios y escuelas del país.

«Es una gran emoción y nerviosismo enfrentarse a otros niños que no conozco. El año pasado, asistí a un torneo y gané; hoy sigo practicando en la computadora de la escuela y, con ayuda del entrenador, espero ganar el torneo virtual», comentó Kevin, alumno de sexto grado del Complejo Educativo Alberto Varela, de San Juan Talpa, en La Paz, al referirse al torneo organizado por el MINED, en el cual, según expresó Blanco, «se premiarán con trofeos y tablero profesional a los tres primeros lugares, por categoría, y medalla a los mejores, según grado».

Kevin reconoció que después de un año de practicar ajedrez, ahora tiene mejor concentración; y como una buena jugada, no perdió la oportunidad para exhortar a otros niños, niñas y jóvenes (de colegios y escuelas) a practicar este deporte «porque cuando uno juega ajedrez, uno se concentra más y ayuda a la memoria. ¡Aprovechen esta oportunidad!», dijo, con total seguridad.  

Al igual que Kevin, otros diez chicos del C.E. Alberto Varela están aprendiendo jugadas estratégicas para derrotar al rey (del oponente al que se enfrentarán el próximo sábado 14 de noviembre), entre ellos están: Noelia Estefany, Carlos Gamaliel, María Guadalupe, Carlos Antonio, América Julissa, Cristian Asael, José Roberto, Marcela Beatriz, Francisco Eliseo y Alisson Fernanda.

Cada sábado, el C.E. Alberto Varela, liderado por su directora María Teresa Reyes de Nájera, abre sus puertas para que los estudiantes inscritos en el torneo puedan conectarse en línea, para practicar en las computadoras de la escuela y enfrentar, así, a sus oponentes en los encuentros que se realizan cada tarde de sábado.

«Desde hace varios años, nosotros apoyamos a nuestros chicos para que jueguen ajedrez. Hemos competido hasta en Honduras y, con el apoyo de la profesora Martina Hernández y el entrenador Miguel Ángel Chávez, nos llevamos la medalla de plata», comentó muy emocionada la directora de Nájera, quien también manifestó: «Nos sentimos muy animados y agradecidos con el Ministerio de Educación porque este proyecto ―“Juguemos ajedrez en casa”― no solo ayuda a que los jóvenes desarrollen sus habilidades, sino también a salir de la rutina a la que nos ha llevado el encierro en casa», aseguró.

Miguel Ángel Chávez, ex alumno del C.E. Alberto Varela y actual maestro de ajedrez de los estudiantes de esa misma institución, inscritos en el torneo, no falta ni un sábado para enseñar los ejercicios tácticos a los jóvenes. Él comenta que ha sido su padre quien siempre le mostró, a través del juego, que «el ajedrez es un deporte que genera el hábito de ser una persona autodidacta».   

«El problema del caballo –nombre denominado a una pieza del juego- consiste en que, con un solo movimiento, la pieza debe ir tocando todas las casillas sin repetir dicha casilla y, así, sucesivamente; estas jugadas también las genera el estudiante en sus materias diarias porque aprende a comprender mejor una lectura y, así, ir adaptando su juego a una mejora continua», explicó Miguel Ángel, quien además recordó que antes de la pandemia, instruía hasta 55 alumnos en ese deporte, «pero, ahora, la pandemia ha frenado el proyecto porque los alumnos carecen de recursos tecnológicos; y es ahí donde esta escuela convierte sus espacios en la casa de los jóvenes que desean jugar, divertirse y aprender con el ajedrez».

Por su parte, Blanco extendió una cordial invitación a los estudiantes del sistema educativo público y privado para participar en el torneo «Juguemos ajedrez en casa»: «Entren al apasionante mundo del ajedrez, en el cual no existe distinción de edad, género, ni nivel académico, solo requiere el entusiasmo, la creatividad y la imaginación para entrar en un mundo en que cada partida representa una historia, en la cual los jugadores son los artífices y creadores de un mundo de 64 casillas, distribuidas en un tablero cuadriculado con casillas alternadas en colores blanco y negro».

Los juegos se desarrollan cada sábado, desde las 2 pm, hasta el 5 de diciembre de este año; por lo que para inscribirse, los niños y jóvenes deberán manifestar su deseo de jugar ajedrez en línea, a través del correo elsalvadorajedrez@gmail.com o al Whatsapp 71870882, con David Blanco, técnico de la DNEB.

Jugar es una de las mejores actividades que realizan las personas, emplean su imaginación logrando liberar conflictos, ignorándolos o resolviéndolos, con el fin de obtener o proporcionar entretenimiento y diversión. El ajedrez es más que un simple juego, es un deporte que estimula la mente y permite aprender a pensar, razonar, reflexionar, interpretar y transformar toda información en la búsqueda de soluciones personales; pero, así como dijo América, alumna de quinto grado del C. E. Alberto Varela, «es increíble la emoción que sientes al decir ¡jaque mate! porque sabes que has dado lo mejor para atrapar al rey».

Publicado el 16-11-2020.