Maestros ponen en práctica los conocimientos sobre el uso de plataformas virtuales

Escrito por:

Ana Priscila Morales Orellana es docente del Centro Escolar Católico Nuestra Señora de la Paz, del municipio de Olocuilta. Ella es una maestra de vocación que está atenta a que sus estudiantes reciban la clase virtual cada día. Así como ella, miles de docentes —tanto del sector público como privado— imparten la enseñanza virtual en el marco del Plan de Continuidad Educativa, impulsado por el Ministerio de Educación.

La maestra Priscila tiene 14 años de trabajar como educadora de Parvularia, recientemente fue formada como especialista en Primera Infancia y dedica su tiempo a dar una educación de calidad a sus estudiantes.

Ella utiliza la plataforma digital como una herramienta que debe estar al alcance de la comunidad educativa, asegura que los docentes tienen un reto importante: “Los niños ya nacieron en la era digital y los maestros debemos estar al día para facilitar la clase y, en esta emergencia, ha sido una gran oportunidad para demostrar nuestros conocimientos y la formación digital que hemos recibido por el Ministerio de Educación”.

La vida de la maestra Morales no ha tenido muchos cambios, un día antes prepara la clase que va a impartir, se levanta a las 6 de la mañana para atender a su familia (conformada por su esposo y tres hijos). Posteriormente, prepara su espacio físico, donde ha adecuado un aula con su pizarra, computadora, biblioteca y los materiales que va a utilizar en la clase.

A las 9:00 de la mañana, los estudiantes que viven en la zona semi-rural o rural de los municipios de Cuyultitán y Olocuilta se conectan a la plataforma digital “Zoom”.

“¡Buenos días!”, dicen a una sola voz, “hoy la clase será sobre las plantas, lo que producen y para qué nos sirve, estamos en Ciencias Naturales (…) antes vamos a cantar y hacer unos ejercicios”, dice la maestra Priscila.

Desde marzo, el MINED impulsa el Plan de Continuidad Educativa para que la comunidad estudiantil no pierda el ritmo de las clases; esto como una respuesta ante la emergencia decretada por la epidemia de la COVID-19. Todos los centros educativos implementan el plan educativo establecido; pero, en este caso, la docente Priscila dice que ellos trabajan con el plan B, es decir, en caso de emergencia por un desastre natural como: terremoto, lluvias, inundaciones o casos de violencia. “El plan ya está establecido en casos de emergencia, nos adaptamos rápido en coordinación con los padres de familia”, dijo la maestra.

“En principio fue difícil para los padres porque era de conectarse con la plataforma, incluso hicimos una estrategia del efecto cadena, o sea un familiar tenía que grabar el audio de la clase y pasarlo a los padres de familia” y agregó: “Ahora los estudiantes ya no tienen problema de usar la computadora o el teléfono inteligente, rápido se adaptaron con las aplicaciones digitales”.

El compromiso con la educación debe ser permanente y de calidad, esa es la premisa de la educadora y, por ello, está pendiente de monitorear el avance y hacer la evaluación correspondiente cada día. “Yo utilizo la plataforma del Zoom y desarrollo diversas estrategias para monitorear y evaluar, especialmente la técnica de observación, socio emocional, motricidad, es decir una evaluación cualitativa”, recalcó la docente.

La maestra Priscila, utiliza la estrategia del Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA), para la primera infancia, y según dice, la guía de trabajo no ha tenido retraso, algunas tareas se hacen en vivo, otras tareas lo mandan al Drive para revisar las tareas investigadas. A nivel nacional, miles de docentes de centros educativos utilizan diversos métodos de enseñanza para que lo estudiantes no pierdan las clases y se mantengan activos en temas de crecimiento positivo.

Visto 663 veces Last modified on Sábado, 23 Mayo 2020

"La Educación no es la respuesta a la pregunta, la educación es el medio para encontrar la respuesta a todas las preguntas ."