Padres e hijos practican hábitos de lectura con Plan Digital de Lectura

Escrito por:

Diversos estudios plantean que fomentar hábitos de lectura, desde los primeros años de vida, contribuye a que los niños tengan una buena formación a lo largo de su vida académica, ya que les ayuda a crear, a imaginar, analizar, aprender nuevo vocabulario y a desarrollar capacidad crítica, entre otros beneficios

Por ello, el Ministerio de Educación (MINED), en coordinación con el Despacho de la Primera Dama de la República, Gabriela de Bukele, y la Secretaría de Innovación, desarrolla el Plan Digital de Lectura, un proyecto educativo que busca crear hábitos de lectura desde la edad preescolar, a través de una biblioteca virtual: ODILO.

Dicho Plan busca que los infantes —con la ayuda de sus maestros y de los padres y madres— exploren toda la riqueza bibliográfica en familia y que todos creen hábitos de lectura. Además, intenta mitigar el encierro de los alumnos por la emergencia surgida de la epidemia de la COVID-19. 

Sandra Martínez de Rauda, madre de dos pequeños, expresó que «esta pandemia vino a afectarnos a todos, en nuestro trabajo, los estudios, y estuve más tiempo con ellos. Estoy contenta con esta estrategia porque ha permitido que los niños puedan, por medio de plataformas, obtener cuentos llamativos con los que pueden aprender nuevo lenguaje, nuevas ideas, tomar buenas decisiones, desarrollo mental y del leguaje. Es un beneficio, más para los niños que aún están en ese proceso de aprendizaje de la lectura».

«Uno les lee y, así, a través de la lectura, ellos van aprendiendo a conocer las letras, no solo las vocales, sino que ellos ya se van familiarizando con las demás letras; es algo muy bonito lo que el Ministerio de Educación está brindando a los niños y niñas salvadoreñas. Es algo que nosotros en nuestra niñez no tuvimos; los niños ahora tienen mejores oportunidades y estas lecturas me parecen una buena idea», agregó la madre de familia.

Martínez Rauda señaló que esta práctica les ha permitido pasar más tiempo en familia: «Al tener nuestras horas libres, luego de los quehaceres de la casa y que los niños terminan las tareas, nos relajamos en este espacio de la casa, traemos algo de comer, leemos el cuento, después les hago preguntas. También, a veces, nos reunimos con la familia, la lectura nos ha ayudado a unirnos más, hay más convivio».

«Yo comparto los cuentos con mi mami y cuando ella me los está contando pienso que yo me he metido en el cuento. Voy a contar el de ‘La Ratita Presumida’: ella se encontró una moneda de oro y compró un vestido, luego el gato se quería comer a la ratita y al gatito le metieron al enchufe la cola y se fue gritando. Me gustan los cuentos”, dijo Axel Guerrero Martínez, hijo menor de Sandra y estudiante de Parvularia.

Asimismo, Linda Rauda Martínez, hermana de Axel y estudiante de segundo grado, manifestó que para ella «es importante leer para salir bien en las clases; aprendo aún más a leer, los números y a escribir. Me gusta que mi mami me cuente cuentos, porque son bonitos y porque comparto con mi familia; por ejemplo, me gustó el del gato que se quiere comer a la ratita».

Martínez de Rauda instó a los padres y madres de familia a dedicar «más tiempo a nuestros hijos. A veces, nosotros (por evitar que no nos molesten) lo que hacemos es darle el teléfono y eso no es bueno, en el Internet hay libros de cuentos, fábulas, adivinanzas, incluso lecturas bíblicas que podemos compartirles».

«Como padres, debemos inculcarles algo productivo a los niños; sabemos que muchos pasan ocupados en los trabajos, pero dediquemos un tiempo a ellos en la lectura, porque es algo que les va a ayudar a ser unos buenos profesionales», acotó la madre de familia.

Visto 441 veces Last modified on Jueves, 03 Septiembre 2020

"La Educación no es la respuesta a la pregunta, la educación es el medio para encontrar la respuesta a todas las preguntas ."